Noticias

El caso Kepa

El caso Kepa

Surgió en Bilbao, que lo blindó en 80 millones de euros. El Chelsea los pagó, en lo que aún es la compra más cara de un arquero. ¡Pero ni juega! La increíble historia de Kepa: de ser el nuevo Casillas al olvido.

Enero de 2018: convencidos de que tienen una joyita bajo los tres palos, y para evitar que el Real Madrid se lo lleve gratis en junio ya que se terminaba su contrato, los dirigentes del Athletic de Bilbao mueven cielo y tierra para renovar a Kepa, su arquerito estrella, y para ahuyentar a los gigantes logran que firme hasta 2025 con una cláusula de ¡80 millones de euros! Agosto de 2018: el Chelsea que acaba de perder a Courtois, que se fue justamente al Real Madrid, sorprende a todos y decide pagar los 80 palos por Kepa, que así se convierte en el arquero más caro de toda la historia. Marzo de 2021: luego de varios bloopers, un flojo nivel y un acto de indisciplina que lo marcó, el arquero vasco es suplente en el equipo de Londres y en Inglaterra ya se lo señala como el peor fichaje en los 29 años de la Premier League... ¿Qué pasó?

Kepa Arrizabalaga Revuelta nació el 3 de octubre de 1994 en Ondarroa, una ciudad de apenas 8.400 habitantes, en la provincia de Vizcaya (País Vasco). Y antes de empezar a jugar al fútbol ya había heredado de su viejo una pasión que aún hoy mantiene como hobby: adiestrar pájaros cantores. Con sólo cinco años comenzó a participó de varios torneos junto a sus jilgueros y hasta fue campeón de la región; fue a los seis que arrancó a revolcarse y a destacarse en las canchitas de su barrio y ya con nueve llamó la atención del Athletic Bilbao, que lo sumó a su equipo infantil.

Luego de hacer carrera en la cantera del club Vasco, en 2011 -cerca de cumplir los 17 pirulos- Marcelo Bielsa lo descubrió y decidió llevarlo a su primera pretemporada como profesional. Sin embargo, con el Loco no llegó a debutar (lo llevó al banco en un par partidos) y luego de estar cedido en la Ponferradina y el Valladolid, se ganó la titularidad en el Bilbao en la campaña 17/18. Tan buenos fueron sus primeros partidos en San Mamés que al Jilguero -apodo que se ganó apenas se conoció su hobby- se lo señaló como “el nuevo Iker Casillas” y hasta fue convocado como tercer arquero para el Mundial de Rusia.

El fana de los pajaritos llegó al Chelsea el 8 de agosto de 2018 y su comienzo en el club no estuvo nada mal. En su primera temporada fue titular en 54 partidos, ganó la Europa League ante el Arsenal y recién perdió su primer partido de Premier en la jornada 13 ante el Tottenham... Sin embargo, en esa temporada ocurrió algo que lo marcaría para siempre y por lo que se lo empezaría a criticar duramente. El 24/02/19, el Chelsea y el Manchester City se enfrentaron por la final de la Copa de la Liga en Wembley. El partido terminó 0-0 en los 90’ y en el suplementario tampoco se sacaron diferencias. Así que el tano Sarri, el DT del equipo de Londres en ese momento, decide hacer la gran Van Gaal en Brasil 2014 y, antes de los penales, manda un cambio: sale Kepa, que encima estaba tocado y había requerido ser atendido un par de veces, y entra Willy Caballero. Pero hete aquí que el vasco también decide emular a alguien e imita al Burrito Ortega contra Ramón Díaz en el Apertura 1996 y se niega a salir de la cancha. Hace un ademán con el dedo de que él no va dejar la cancha. David Luiz intenta convencerlo, pero no hay caso. Caballero, parado junto al cuarto árbitro, no sabe dónde meterse. Sarri explota de la bronca, amaga con irse al vestuario, se sienta en el banco y está tan caliente que es capaz de comerse la libreta donde anota todo. La tanda de penales se juega, Kepa ataja uno pero el Chelsea pierde 4-3. Al día siguiente al arquero le cae una multa: 225.000 euros.

Para la temporada 19/20 el que sale es Sarri y en el banco entra Lampard, quien nunca tuvo demasiada química con el arquero aunque le respeta el puesto de titular. El primer partido por la Premier es una señal que anticipa la catástrofe que se está por venir: se come cuatro goles. Recién en el séptimo partido de liga consigue mantener la valla invicta, algo que repetirá sólo otras siete veces más en toda la campaña.

Para la temporada 19/20 el que sale es Sarri y en el banco entra Lampard, quien nunca tuvo demasiada química con el arquero aunque le respeta el puesto de titular. El primer partido por la Premier es una señal que anticipa la catástrofe que se está por venir: se come cuatro goles. Recién en el séptimo partido de liga consigue mantener la valla invicta, algo que repetirá sólo otras siete veces más en toda la campaña.

La prensa española asegura que el bajón en su rendimiento se debe a problemas afuera de la cancha. Más precisamente, a la ruptura con Andrea Pérez, la que había sido su novia durante los últimos siete años y con quien se había mudado a Londres. Además, afirman que no tiene demasiado contacto con sus compañeros fuera del club y que extraña a sus familiares en Ondarroa. Lo cierto es que para esta temporada, el que sale es Kepa y el que entra es Edouard Mendy, ex arquero del Rennes que llegó en septiembre por 24 millones de euros y la está rompiendo.

Ni la salida de Lampard y la llegada de Tuchel hizo que cambiara su situación en el Chelsea: el ex DT del PSG sigue mandándolo al banco y confiando en Mendy. Ya en el último mercado de pases el club de Londres intentó desprenderse del arquero, pero no tuvo éxito. Según Transfermarkt, su pase ahora está cotizado en 15 millones de euros (¡lo garparon más de cinco veces ese valor!) y es difícil que otro club pague eso por su ficha. Otro problema es su sueldo: hasta junio de 2025 cobrará 165.000 euros por ¡semana!

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios