Noticias

Cumplió con sus deberes

Cumplió con sus deberes

Esteban Andrada volvió a entrenarse diferenciado, pero Marcos Díaz le cubrió bien el arco, recibió elogios de Russo y hasta agradeció el apoyo de los hinchas.

Si Boca no perdió el domingo ante Independiente fue por su culpa. Claro, esas tres voladas luego de los remates de Pablo Pérez, Leandro Fernández y Lucas Romero fueron claves para mantener su arco en cero. Marcos Díaz aprovechó su oportunidad de demostrar por qué está en Boca y estuvo a la altura de las circunstancias. Y por sus redes sociales, el ex Huracán demostró que está mejor que nunca y le agradeció el apoyo a la gente.

"A seguir metiéndole, mejorando y peleándola como siempre lo hice!! Siempre por mas!! Muchas gracias a todos por los mensajes de apoyo!! Muchas gracias amigos por estar siempre!! Gracias a mi familia por no dejarme caer nunca...", escribió Marcos en su Instagram.

Su partido no sólo le dio tranquilidad a los hinchas sino también, fundamentalmente, a Russo. Si Miguel en este tiempo avisó que no quería apurar la vuelta de Andrada, ahora seguramente ratificará esa decisión. De hecho, Sabandija se volvió a entrenar diferenciado, pero ya no representa una inquietud: la actuación de Díaz hizo que esta vez el arquero titular no necesite acelerar los tiempos.

"Hay cosas que son positivas en el partido, como lo de Díaz. Seguimos confiando. Fue importante en los tiros de media distancia. Es bueno tener recambio ahí. Dio seguridad. Era su debut en la Bombonera", dijo Russo luego del choque ante el Rojo. Justamente eso, que haya tenido un estreno así en su primer partido en el Templo, fue un plus. Lo cierto es que Marcos fue la figura y acalló las voces de algunos hinchas.

Antes de Independiente, el ex Huracán había jugado sólo tres partidos de manera oficial, pero nunca en la Bombonera. Uno había sido contra Aldosivi por Superliga en Mardel. Y dos por Copa Argentina: ante Estudiantes de Río Cuarto y Almagro. Justamente en este último encuentro, en el Ciudad de La Plata, dejó muchas dudas: el empate llegó por un error suyo y luego, en la definición por penales, no atajó ninguno. De hecho, no volvió a tener otra chance igual en el ciclo Alfaro.

Ahora, Russo puede respirar tranquilo y ratificar la frase que viene diciendo sobre Andrada en este tiempo: "No tenemos apuro con él. Vemos la evolución diaria y permanente que tiene y para nosotros es muy buena". Es cierto, en otro momento, se hubiese hecho lo imposible para que Sabandija esté en condiciones de afrontar el siguiente partido, pero ahora es diferente. Por eso evaluarán su recuperación para ver si puede estar con Talleres. Y si no, Miguel seguirá confiando en Marcos Díaz. Razones para hacerlo, le sobran.


Seguinos en nuestra cuenta de Instagram: @rinatargentina

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios