Noticias

Bologna titular ante Godoy Cruz

Bologna titular ante Godoy Cruz

Debido a la convocatoria de Armani al seleccionado argentino. Enrique Bologna jugará en River su décimo partido en cuatro años.

Está de diez. 38 años, para 39. Intacto. Y con ganas. Enrique Bologna está, según aquellos que lo observan a diario, impecable. Y preparado para relevar a Franco Armani ante Godoy Cruz por la Copa de la LPF justo después de que el arquero de la Selección fuera figura ante Rosario Central.

Está de diez, Bologna. Cumplirá, este fin de semana, su décimo partido en River en los cuatro años y cuatro meses que lleva en el club, donde ganó siete títulos. Será, de confirmarlo Marcelo Gallardo, el noveno juego de titular. Juegos repartidos en el tiempo producto de la competencia en el puesto que incluso lo llevó a estar inactivo durante casi dos años.

Bologna llegó a River para formar parte de la transición post Barovero. Libre de Gimnasia, a los 34 aceptó el desafío. Gallardo lo eligió por sus condiciones técnicas y por su experiencia en el puesto, combinación ideal para apuntalar a un joven Augusto Batalla, aspirante a titular. Que haya sido el propio Muñeco el que en mayo -vía telefónica- les comunicara tanto a él como a Germán Lux que quería que continuaran después del 30 de junio, cuando debieron renovar sus contratos, refrenda el respaldo hacia un arquero que -aun sin la continuidad que pretendía al llegar en junio de 2016- sigue siendo positivo puertas adentro.

Porque en River destacan de Bologna su aporte invisible, desde su lugar, siendo solidario con los más jóvenes (cuentan que aconseja y escucha mucho a los juveniles) y siendo, al mismo tiempo, ejemplo de profesionalismo. En los entrenamientos se esfuerza a la par de Armani, demostrando que mantiene la potencia de piernas y la flexibilidad que lo destacaron desde sus inicios, aunque ahora con mayor serenidad tanto en las salidas aéreas como en el juego con los pies. En cancha también lo demostró: según las estadísticas del especialista Damián Eiberman, Beto ha tenido un 68% de efectividad en sus atajadas (28 de 41 tiros recibidos).

“En el día a día los entrenamientos son muy a full, a ritmo de fin de semana, eso te mantiene vivo”, decía Bologna el 28 de septiembre de 2019 después de haber brillado en un 2-0 ante Gimnasia y tras haber pasado 658 días sin atajar. Su ciclo en River tuvo momentos ciertamente fluctuantes: debutó el 18/12/16 en un 2-1 ante Olimpo y su siguiente partido le llegaría exactamente 11 meses después, el 18/11/17, cuando le tocó ingresar a jugar 68’ por la expulsión de Germán Lux en un 0-1 ante Independiente.

Fue en ese tramo final de 2017 en el que Bologna jugaría la mitad de sus partidos en River: cinco en total, entre ellos la final de la Copa Argentina ante Atlético Tucumán (2-1), producto de su nivel (el global, 5,8 de promedio Olé) y del declive en el rendimiento de Poroto. Aunque cerró el año en el arco, la llegada de Franco Armani lo acabaría relegando casi dos años de las canchas.

Fue precisamente este año que Bologna disputó su último encuentro oficial en el 0-3 ante Liga en Quito, cuando River presentó un equipo alternativo ante la inminencia de la definición de la Superliga ante Atlético Tucumán. Ahora volverá a tener acción. Y buscará demostrar lo que todos ven en el River Camp: que está de diez.

 

 

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios