Noticias

A puro baile

A puro baile

El arquero Andrew Redmayne y su particular estilo para atajar penales para que su equipo sea campeón en Australia.

"Es un poco de ruleta rusa". Esa fue la manera que encontró Andrew Redmayne para describir la serie de penales en la que Sydney FC venció a a Perth Glory por la liga del fútbol australiano. Después del 0-0 en tiempo regular, su equipo festejó el título tras imponerse 4-1 desde los doce pasos, en gran medida gracias a sus pasos de baile.

Moviéndose como para una coreografía, sobre la línea de cal de su valla, Redmayne fue el héroe al salvar los disparos de Andy Keogh y de Brendon Santalab, que remató a lo Panenka y le salió muy mal. El arquero restó importancia a su preparación de penales y reconoció al entrenador de arqueros, John Crawley, por su meticulosa investigación.

Crawley le había anticipado que Santalab remataría al medio, que es exactamente lo que sucedió, y también el propio arquero había visto a su ex compañero de equipo en los Wanderers practicando penales de esa manera.

Pero más allá del estudio previo, el bailoteo de Redmayne sirvió para que tanto Keogh como Santalab fallaran sus disparos. El arquero reconoció que estuvo practicando esos pasos durante el entrenamiento, y que después, ya en el ómnibus, Crawley le recomendó que no lo hiciera. Sin embargo, Redmayne no le hizo caso y la fórmula danzarina del guardavallas le dio un título al Sydney FC.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

Comentarios