Noticias

“Me despierto llorando”

“Me despierto llorando”

Oswaldo Sánchez, el arquero de México en el Mundial 2006 que sufrió el gol de Maxi Rodriguez reconoció que aquel tanto fue el mejor del certamen pero que él “había sacado pelotas más difíciles que esa”

El reloj marcaba los 97 minutos y 40 segundos del tiempo extra cuando la pelota viajaba por el aire después de un cambio de frente desde la izquierda ejecutado por Juan Pablo Sorín y dirigido hacia Maxi Rodríguez. Ante la atenta mirada de los futbolistas mexicanos, el número 18 de la selección argentina dominó la pelota con el pecho y antes de que esta pique, la tomó de volea para desenfundar un disparo espectacular que se clavó en el segundo palo y sentenció el 2 a 1 del duelo por los octavos de final del Mundial de Alemania 2006

A más de 15 años de aquel grito que le dio a la selección de Néstor Pekerman el boleto a los cuartos de final y que le regaló a los fanáticos de la Albiceleste uno de los momentos más épicos de los últimos tiempos el sentimiento vivido en aquel entonces sigue a flor de piel tanto para los argentinos como para los mexicanos, según reconoció el propio Oswaldo Sánchez.

Quien fuese el arquero de aquel combinado azteca conducido por Ricardo La Volpe participó esta semana del ciclo de entrevistas La Saga, en donde los usuarios pueden enviar sus consultas al invitado del programa. Justamente una de las preguntas que llegaron estaban vinculadas a ese encuentro y el ex futbolista de 47 años no ocultó su dolor por lo ocurrido en Leipzig.

Sánchez, que se retiró en 2014 con la camiseta del Santos Lagunas, explicó por qué no pudo bloquear aquel remate: “Para el portero es muy difícil reaccionar y cuando tu no ves salir la pelota desde que es pateada es más difícil y eso sucedió. Como Gonzalo (Pineda) se puso en la trayectoria del balón y el tiro de Maxi Rodríguez, pierdo esa milésima de segundo y (la pelota) la veo hasta que pasa por un costado de Gonzalo. Entonces ya no puedo dar ese pasito que me hubiera dado la posibilidad de sacar esa pelota”.

Lamentándose porque el esférico terminó en el fondo de la red, insistió: “¿Qué crees que pasó? Bueno pues que fue el mejor gol del Mundial, nos eliminaron, pero yo había sacado pelotas más difíciles que esa”. Pese a su explicación de la jugada, el ex arquero del América y Chivas de Guadalajara reconoció que hasta el día de hoy el lamento por ese gol y la eliminación del seleccionado mexicano le dejaron secuelas. “Sí, me sigue doliendo, se los juro que de repente cuando sueñas te trasladas al tiempo y me despierto a veces llorando porque recuerdo esa imagen. Porque pudo ser algo trascendente”.

El propio La Volpe en una entrevista con TyC Sports en enero de 2020 también hablo de ese momento: “Lloré porque son logros que quería con México (llegar a cuartos de final). Fuimos superiores, pero así es el fútbol. Yo le eché la culpa a mis laterales porque en un pase de 30 metros no fue a presionar. Si fuera un derecho, decís ‘bueno le pegó como los dioses’. Pero (Rodríguez) le pegó de zurda, no sabía ni dónde estaba parado y pateó de ahí. No me van a decir que él podía pensar que de ahí podía hacer un gol”.

Esa que aquel combinado tricolor había tenido una gran fase de grupos en la que terminó segundo por detrás de Portugal y en ese duelo de octavos le había generado varios dolores de cabeza a la selección argentina que contaba con estrellas como Hernán Crespo, Juan Román Riquelme, Juan Pablo Sorín, Javier Saviola, Esteban Cambiasso y dos jóvenes prometedores: Carlos Tevez y Lionel Messi.

Finalmente, esa selección argentina se despidió en cuartos tras caer en los penales contra Alemania, anfitrión de ese Mundial. Pero hasta el día de hoy el remate de Maxi Rodríguez sigue siendo recordado por los fanáticos como uno de los momentos más destacados de los últimos 30 años de la Albiceleste.

 

Fuente: www.infobae.com

Comentarios