Noticias

Fabi Assmann, el más apetecible por los compradores, prefiere que el dinero de una hipotética venta se destine para terminar el estadio.

Fabi Assmann, el más apetecible por los compradores, prefiere que el dinero de una hipotética venta se destine para terminar el estadio.


“Si me venden, me gustaría que los metan (los tres palos verdes) en la cancha”, dijo.

No logra salirse del libreto. Como en el 08, mientras en Independiente todos mantienen (o bajan) su nivel, Fabián Assmann lo sigue subiendo. Y como entonces, declara igual: "Me toca que me lleguen mucho porque el equipo no está bien. Pero si me das a elegir, me gustaría que los partidos sean más parejos y poder ganar", escribe su propia película el arquero (22) que arrancó su año evitando una goleada en el 0-2 ante Boca y atajando, por primera vez, un penal. "A Gracián lo tenía estudiado. Lo esperé hasta último momento y me la jugué a la derecha", relata, en diálogo con Olé, a horas de una nueva presentación de verano (esta noche, ante San Lorenzo), y con el celular a mano esperando noticias desde Italia, donde su representante, Enzo Montepavone, viajó el lunes para tratar de colocarlo. "No quiero volverme loco con la posibilidad de una venta. Tengo la mente en el club", asegura el 1.

-¿Malacostumbrado?

-¿A ser figura? Es clave que el arquero responda. Si comete un error, queda muy expuesto. Es lindo andar bien, y que el equipo ande bien. Sea sólo descolgando centros o atajando dos o tres pelotas difíciles.

-¿Y por qué creés que los pelotean tanto?

-Con Boca nos faltó un poco de lucidez en los pases y en tener la pelota. Por estar un poco duros por la pretemporada, costó presionar y correr como ellos. Y en el Apertura pagamos no estar claros a la hora de jugar y perdimos confianza. Pero si comparás jugadores, no hay que envidiarle nada a nadie.

-Aunque al único que vienen a buscar es a vos...

-A cualquier jugador le gusta que le lleguen ofertas y cotizarse. Yo puedo responder, pero si perdés, no valés lo mismo que si ganás. Por eso, espero que podamos revertir esta situación. Ya demasiado fue el torneo pasado. Es hora de empezar a ganar.

-Si se da la venta, ¿en qué te gustaría que gastaran la plata: jugadores o cemento?

-No sé cuánto piden.

-3.000.000 de dólares.

-Y... Si me venden, me gustaría que los metieran en la cancha. Cualquier hincha sueña con eso. No vendría mal algún refuerzo, suman. Pero acá hay un gran plantel, nos falta demostrar...

Comentarios