Noticias

El día del arquero

El día del arquero

Torrico tuvo una estadía express en Mendoza y fue profeta en su tierra: todos lo felicitaron por el penal parado a Boca y le pidieron fotos. “Fue la atajada más importante de mi vida”, confesó.

La señora no sabe ni que la camiseta de San Lorenzo es azulgrana, pero igual le dice a Sebastián Torrico que es un fenómeno, que qué penal atajaste, ¿me puedo sacar una foto con vos? No es, de hecho, la única fan que sorprende al arquero en el hall del aeropuerto de Mendoza. Es que todos vieron esa parada inmaculada ante Chiqui Pérez. Un cincuentón, por ejemplo, lo saluda como si fuera el mejor amigo, lo abraza, y le susurra un gracias y un piropo suculento al oído. La escenas de cariño se repiten durante varios minutos, el afecto nace de grandes y también de chicos. Es un día de sol en la capital mendocina. Es un día de sol para el héroe del CASLA. El día del arquero...

Torrico aterrizó el lunes, pasaditas las 10 en Mendoza. Viajó para la presentación de un partido que jugará, junto a otros futbolistas, a beneficio del Hospital de niños local, el Humberto Notti. Sí, el Cóndor la sigue rompiendo después de haber despertado una oda desde las cuatro gradas del Nuevo Gasómetro. Ese NG que quedó petrificado con el correcto pitazo agónico de Delfino, y que resucitó gracias a su vuelo y a sus guantes, a su “intuición”, tal como explicó el arquero la fórmula del éxito, aunque la definición resultó mera humildad, la realidad es que los antecedentes avalan una especialidad. La cual, por cierto, se pule trabajando... “Con Ortigoza siempre practicamos penales, y me dijo que esperara a que Chiqui Pérez pateara, y que tuviera fe en que lo iba a atajar. Orti es un especialista, lo conozco de Argentinos, concentro con él, y siempre me aconseja. Y se ve que sirve lo que dice, je”, contó antes de posar para Olé delante de la Cordillera de los Andes bajo la que se crió.

-¿Recordás un momento de gloria similar?

-La verdad, por cómo se dio el partido, por el rival, y por lo que ayudó para que ganáramos y mantuviéramos un resultado tan necesario para el equipo, creo que fue la atajada más importante de mi vida.

-Juanse, tu hijo que nació la semana pasada, vino con tu hito profesional bajo el brazo...

-Juanse está bien, es un regalo de la vida. Se dio todo junto, estoy pasando lindos momentos, tanto en lo personal como en lo deportivo. La realidad es que, más allá de mi penal atajado, jugamos muy bien, el resultado pudo haber sido más abultado. No tuvimos la contundencia para convertir, pero generamos u montón de situaciones, y manejamos el partido en casi todo momento.

-Y ahora se viene otra final...

-Sin dudas. Otro compromiso dificilísimo, Newell’s es un equipo que juega muy bien al fútbol, que va a tener el apoyo de su gente... Pero nuestra meta es pelear el titulo hasta el final, y para eso debemos sacar un buen resultado.

Torrico, igual, por ahora sigue disfrutando de su momento de fama. Después de ganarle el puesto a Cristian Alvarez (el pollo pedido especialmente por Pizzi en el último mercado de pases), después de salir con machucones pero sin orden de exilio tras un par de macanas, una en la final de la Copa Argentina incluida, el Cóndor renovó los votos de los hinchas de San Lorenzo. “Fue muy lindo escuchar la ovación de la gente, son cosas que no te olvidás”, aseguró. Hoy, el regocijo por la final ganada (bailada) ante Boca se extendió con la lectura del Olé , con el cariño incesante a lo largo de toda su estadía express en Mendoza, merecida, por supuesto, al final y al cabo era su día...

 

Fuente: Olé.

Comentarios