Noticias

Entrevista a Juan José Romero, entrenador de arqueros de la Selección

Entrevista a Juan José Romero, entrenador de arqueros de la Selección

El entrenador de arqueros de la Selección charló con Goal sobre el puesto más discutido del equipo, en qué consiste su trabajo y remarcó la importancia de la continuidad.

Juan José Romero jamás imaginó en sus 34 años que iba a ser parte de una Copa del Mundo, como ocurrirá el año próximo en Brasil. De los integrantes del cuerpo técnico que encabeza Alejandro Sabella es uno de los menos conocidos, pero con un trabajo silencioso y analizado hasta el hartazgo: es el entrenador de arqueros de la Selección argentina. Su biografía cuenta que vistió la Albiceleste, cuando en el año 1998 fue citado por José Pekerman para una preselección que viajó a España, antes del Sudamericano de 1999. Por aquellos tiempos, era una promesa de las juveniles de Gimnasia y disputó dos partidos en la Copa Conmebol también del 98. Pero esta historia es diferente.

Desde su humildad, solicitó no hablar de nombres propios. "No quiero faltarle el respeto ni a los arqueros que están ahora ni a los que pelean por estar". Pero lo que sí ocurrió es que mostró constantemente su agradecimiento eterno, durante la entrevista que le brindó a Goal en su departamento de La Plata, lejos de su Coronel Pringles natal. "Estaba trabajando en las Inferiores de Racing y paralelamente estaba en la Primera de Villa San Carlos con Ricardo Rezza", contó al momento de relatar su arribo al cuerpo técnico albiceleste. "Me contactó el profe de Sabella, Pablo Blanco, para ver si quería ir con ellos a una oportunidad que tenían en Dubai, me sorprendió y ni lo dudé porque me interesaba. A Blanco lo había tenido en La Plata Fútbol Club (disputó el Torneo Argentino A en la temporada 2006-07) y al resto del cuerpo técnico lo conocía de la televisión y los diarios. Después se cruzó lo de la Selección y me volvieron a llamar. La verdad, un orgullo, y desde ya voy a estar agradecido de por vida de semejante oportunidad".

¿Cómo fue tu primer día en Ezeiza cuando se presentaban? ¿Qué sentiste y cómo fue tu llegada a los arqueros?

Fue con una citación del ámbito local: ahí tuve a Agustín Orion y a Marcelo Barovero. Al entrar al predio y que vayan llegando los jugadores de la elite local... Hay momentos que decís que estás en tan lindo trabajo, que queda aprovecharlo y disfrutarlo. Cuando uno va al predio y pasa el portón, se siente gratificado por el lugar que ocupa uno en el fútbol.

¿En qué consiste el trabajo del entrenador de arqueros, más allá de lo que se ve por televisión?

Mi trabajo es estar todos los días cuando el jugador es citado, en el caso de la Selección, desde el comienzo del entrenamiento hasta que finaliza. Primero es una entrada en calor. Como casi siempre son tres arqueros citados, el técnico o los ayudantes siempre utilizan uno o dos, y el que queda va conmigo, después rotamos. Mi trabajo es desde el comienzo hasta el final del entrenamiento grupal.

Y en el tiempo que no hay citaciones, ¿tenés comunicación con los arqueros o esperás hasta verlos al momento de una citación?

Siempre nos mantenemos en contacto, porque de una citación a otra pasan dos meses. El contacto es a través de la televisión, de videos para mirar cómo participaron, y después de cada partido hablamos para ver cómo se sintieron. Siempre hay contacto con los arqueros a través del celular.

Vos conocés la actividad de todos los arqueros en Europa, semana a semana estás pendiente de cómo están...

Cada fin de semana que llega, mi trabajo es silencioso. No estoy en la cancha pero los tengo que mirar y es el compromiso que asumo.

¿Y en estos meses previos al Mundial está previsto un viaje para hablar personalmente o van a esperar a verlos acá?

El próximo amistoso es en marzo con Rumania. En el medio habría que organizar algún viaje, estar en persona y verlos en cancha.

Metiéndonos de lleno en el tema arqueros, cuando trabajás con los de Europa y los de acá, ¿hay diferencias en cómo trabajan? ¿Cómo los ves preparados a Romero o Andújar, y a los del fútbol local?

Yo trabajo para los tres igual. Cada uno compite en distintas ligas y tienen su escuela de trabajo, la italiana de una manera, la francesa de otra y acá en Argentina, otra. Me gusta mechar y agarrar lo que me gusta y ver qué es bueno, buscar las escuelas y sumarlas. De los tres que me tocan a mí, está bueno porque saco cositas de todos que compiten hoy en diferentes ligas.

¿Todos se sienten cómodos?

El arquero se adapta enseguida a las consignas que le da uno.

¿La continuidad es fundamental? ¿Que esté todos los fines de semana en competencia? ¿O si está con entrenamiento, pero sin jugar un mes, puede venir y atajar?

El ideal es que el jugador compita todos los fines de semana: no es lo mismo el entrenamiento que un partido oficial.

¿Lo siente menos el arquero que el jugador de campo?

No, siente más cuando no juega porque el tiempo y la distancia entre la pelota y el compañero o el adversario te lo da el ritmo de competencia.

¿El arquero tiene como objetivo atajar en Europa y pelear el lugar, o no lo piensa todo el tiempo y prefiere atajar con continuidad acá, dejando de lado lo económico?

El arquero local siempre piensa llegar a Europa y probar, sentir qué experiencia le da el Viejo Continente, otras ligas... El arquero quiere jugar y mejorar, si es para irse a otro lado y buscar la mejora, bienvenida sea.

¿Y por qué no hay tantos arqueros argentinos allá, en comparación con los futbolistas de campo?

Hay varios pero no les toca jugar. Son más los que no están jugando: uno ve los que juegan y no se fija en los que fueron al banco.

En cuanto a lo táctico, ¿hay una preparación distinta para el arquero al jugar con línea de cuatro o de cinco defensores?

Eso es trabajo y sentido común del arquero: si hay mucha gente alrededor del área grande y no podés entregarla para salir jugando, tenés que sacarlos y tirarla arriba. Con línea de tres se abren más los espacios y podés jugar... Es concepto del entrenador, del cuerpo técnico y el que ejecuta es el arquero, dependerá de qué decisión tome en ese momento.

¿Cómo es el tema de la edad? ¿Es real la maduración a los 30 o un pibe puede ser arquero de la Selección?

Depende del rodaje que tenga. Si empezó atajando de chico, como el caso de Ustari, después tuvo la mala fortuna de las lesiones, pero en el arco parecía de 30 años. La experiencia te la da la cantidad de partidos. Todos decimos que el de 30 años tiene más experiencia, pero es relativo por la continuidad, sí que a esa edad ya te pasaron un montón de cosas que tenés que poner en la balanza para ver qué arquero quiero.

¿La conformación del grupo fue la primera tarea de Sabella?

Para el trabajo en equipo es ideal un buen grupo, en cualquier ámbito. Si hay un grupo en el que uno tira para un lado y otro para el otro, o no tiran para el mismo objetivo, se disuelve. A veces no pasa porque no te ayudan los resultados, pero si es positivo, es mejor todo.

EN ESTADOS UNIDOS LOS ROZÓ LA TRAGEDIA

¿Lo más positivo de la gira por Estados Unidos fue terminar los dos partidos con el arco en cero después de tanto que se habló de la defensa?

Mantener el arco en cero es hermoso para el arquero y la defensa también, se hicieron bien las cosas y no hubo errores. Cuando el arco termina en cero se vuelve al club contento, cuando hay un gol en contra el arquero se queda pensando por qué fue, cómo fue. Siempre trabajamos para buscar el cero que va desde el arquero a todo el equipo.

¿Mucho frío, no?

Hizo mucho frío y se dio la desgracia que estábamos en el hotel y pasó un tornado por ahí, hubo seis fallecidos... Por suerte no pasó nada para nosotros, estábamos una mañana en el gimnasio del hotel en Saint Louis, se levantó viento y lluvia, estábamos en el octavo piso y abajo había una autopista que pasaba. De golpe, en un minuto y medio no se vio nada, y a los 20 minutos ya había sol.

¿Y el estadio?

Era un poco raro, una cancha de beisbol con unos panes de pasto que estaban mal ensamblados, un poco fea. Son compromisos que asume la Selección y hay que asumirlo así.

DE CARA AL MUNDIAL

¿Los penales se entrenan siempre o sólo en la última etapa, en las semanas previas cuando ya estén instalados en Brasil?

Hace un tiempo vengo haciendo un seguimiento de los jugadores que patean, después hay una estadística pero no quiere decir que es la verdad, es solamente eso. Al momento de la ejecución pueden pasar otro tipo de situaciones que uno no se fijó. Yo sigo a todos los jugadores que patean, después sale un informe y está en el arquero optar por ese informe o no.

Para el sorteo que falta tan poco, ¿grupo accesible o ganarle a los mejores?

Si sos campeón del mundo hay que pasar por cualquier Selección, que sea lo que Dios quiera y cuando estemos ahí, veremos al verdadero jugador.

La última: ¿ganar el Mundial es un objetivo o un sueño? ¿Argentina va pensando en el título o soñándolo?

De chiquito y de grande cualquiera quiere salir campeón, y hablando de un Mundial es lindo soñarlo, ahí se ve lo verdadero, hoy sueño con eso.

Comentarios